sábado, 6 de julio de 2013

El Alimento del Futuro

Hola gente, como están? Que cuentan? Disculpen por andar tan perdida con el blog.
En estos últimos días encontré un cuento que había leído el año pasado en Lengua y es un cuento hermoso de Pablo Ramos, titulado 'El Alimento del Futuro'. Les dejo el resumen del cuento. Espero que lo disfruten.

El Alimento del Futuro (Pablo Ramos) 

El 1° de Mayo de 1982, un día antes de cumplirse un mes de haber empezado la Guerra de las Malvinas se festejaba en la casa de Gabriel el día del Trabajador, la madre de Gabriel pidió por los chicos que están en la guerra. El único chico que está  ahí es “EL Gaby” amigos de los chicos del barrio.
Luego de varios años se juntaron todos los amigos de esa cuadra, El Rata, El Percha, Gaby y El Chino. Cuando el Chino se fue los demás empezaron a hablar sobre la guerra. El hermano de Gaby contó que EL GABY se encontraba en el General Belgrano (buque-escuela) ellos pensaban que el buque no iba a entrar en la guerra
Un día Gabriel cuando estaba terminando te dar un paseo tipo 7 de la tarde, le llega una noticia donde su amigo el Gaby, había fallecido porque los Ingleses habían disparado sobre el General Belgrano, mucho gaby no entendía ya que se supone que el buque no iba a entrar a la guerra.
Todos en el Barrio se conmocionaron y hicieron una especie de procesión enfrente de la casa de el Gaby. Luego de un par de días llegó otra noticia: El gaby estaba en la lista de sobrevivientes de la Guerra. Cuando lo fueron a buscar estaba IRRECONOCIBLE tenía las manos y la cabeza quemada y la espalda rota. Todos lo tomaban como un Gran héroe.
Un día apenas se recompuso el Gaby fue citando de 3 a 3 chicos en toda la cuadra. Los primero en ir fueron El Chino, El Rata y Gaby. Llegaron a la casa y la madre es sirvió una taza de chocolate a cada uno. De repente apareció el Gaby vendado a medias y en silla de ruedas. Los chicos no decían nada porque con tan solo verlo y escuchar como con mucha dificultad podía absorber el té fue suficiente para que ellos sintieran ganas de llorar. Hablaron muy poco y ya cuando se estaban llendo el Percha le dijo un chiste y el intentó sonreír.
El Gaby falleció  5 años después en su casa donde dio aquella lección a esos tres chicos casi sin palabras.
Una Guerra donde quedaron muchas vidas, solamente para defender lo que es nuestro.

1 comentario: